Greenwhasing: el caso de Nestlé

 

El greenwhasing es el lavado de cara de toda la vida, pero con toque ambiental. Ahora que la urgencia hace que nos movamos con más vehemencia, ahora que salimos a la calle, que creamos blogs, que aparecen alternativas de consumo, que creamos grupos y nos apoyamos… algunas empresas, de manera impudorosa y oportunista, rescatan mensajes y palabras sonadas para aprovecharlas a su favor. Para muestra un botón:

Nestlé.jpg

El gigante Nestlé, esa multinacional que no ha llegado hasta donde está por su ética y cuidado; esa vorágine de marcas que, según Greenpeace España, es la más contaminante en cuanto a generación de plásticos desechables... pretende seguir como hasta ahora viene haciendo, se resiste al cambio. Pretende continuar con su ritmo ascendente de uso de plásticos.

Y para hacer sus productos más apetecibles a la vista de unos ojos, los nuestros, cada vez más informados y concienciados, se disfraza con demagogia y manipulación, con mensajes que buscan aliviar conciencias a la vez que fomentar el consumo.

En este caso, para seguir adelante con la comercialización de agua envasada en botellas de plástico (abro aquí un paréntesis para señalar el movimiento en auge de personas que hemos abandonado el consumo de botellas de plástico de un solo uso a favor del uso de una botella autorrellenable de acero como las de BluesBlu, Klean Kanteen o LAKEN, o de vidrio) se buscan a Mr. Wonderful, un partner molón, optimista y estético, que les haga el trabajo de limpieza de cara con mensajitos que, no siendo falsos, son sesgados y manipuladores.

Pero no cuela. Sabemos demasiado.

Sabemos que en 2018 Nestlé aumentó en un 13% el uso de plástico para vender sus productos respecto a 2017. Sabemos que Greenpeace mantiene una campaña de presión a la multinacional para que abandone los plásticos de usar y tirar en favor del rellenado y reutilización (la compra a granel de toda la vida). Sabemos que la publicidad sobre reciclaje nos invita a consumir más. Sabemos que en el decálogo de la sostenibilidad, -la regla de las R's: rechazar, reducir, reutilizar, reciclar y rot (descomponer)-, el reciclaje de un material es uno de los últimos puntos (y por ello, no es la panacea a la que aspirar, sino que antes hay otros pasos en los que asentarse).

Sabemos.

#falsoecologismo #publicidadengañosa #greenwashing #boikotmrwonderful #boikotnestle #lascincoerres #sostenibilidadreal #seanmarcashonestas

 
Montse Soria